Publicado en Swim
image of man leaving swimming pool

Tu técnica de respiración tiene un impacto enorme en tu éxito acuático. Por supuesto, es importante que te centres en tus brazadas y las patadas, pero uno de las formas más rápidas de ahorrar segundos en el agua es mejorando tu técnica de respiración.

Hemos reunido una serie de consejos fantásticos de la mano de Fred Vergnoux, entrenador de Speedo para nadadores de élite como Mireia Belmonte, para ayudarte a disfrutar de un estilo libre más rápido, principalmente trabajando en tu exhalación y el uso de aletas.

¿Por qué trabajar la respiración?

Sin querer remarcar lo obvio, al respirar suministramos oxígeno al cuerpo. El cuerpo humano no puede sobrevivir sin oxígeno: cada célula necesita una determinada cantidad de oxígeno para funcionar. Cuando te esfuerzas físicamente, estás haciendo que las células de tu cuerpo trabajen todavía más duro, por lo que necesitas aún más oxígeno, ya que esta es su fuente de energía. Imagínate por ejemplo cuando después de correr rápido empiezas a jadear por el gran esfuerzo realizado: básicamente esta es la forma que el cuerpo tiene de avisarte de que necesita más oxígeno.

Fred también comenta que, desde un punto de vista efectivo, desarrollar tu patrón respiratorio al nadar te puede ofrecer mucha más fluidez en el agua, ya que tus brazadas se volverán más fluidas si respiras en el momento adecuado.

Un nadador saliendo de la piscina

¿Cómo puedes mejorar tu técnica de respiración?

Trabaja tu capacidad pulmonar

Fred sugiere que nadar buceando es un método útil de mejorar tu capacidad pulmonar. Puedes utilizar unas aletas en tus sesiones de entreno buceando para ayudarte a conseguir más impulso, de manera que puedas centrarte en tu respiración ¡en lugar de tener que estar pensando continuamente en seguir hacia delante! Recuerda: cuando bucees prolongadamente deberías hacerlo siempre con precaución. Los pulmones necesitan tiempo para desarrollarse y expandir su capacidad, así que no te esfuerces demasiado hasta el punto en que te sientas mareado o exhausto.

Foto bajo el agua de una mujer nadando a braza

Céntrate en exhalar adecuadamente y practica nadando

Muchos nadadores se centran únicamente en coger aire. ¿Pero qué pasa cuando necesitas expulsarlo? La respiración es un proceso doble: el aire entra y sale. Prueba esta serie de ejercicios diseñada por Fred en el agua o mientras calientas antes de entrar a la piscina:

  1. Respira profunda y relajadamente.
  2. Contén la respiración durante 4 segundos largos.
  3. Exhala despacio contando nuevamente otros 4 segundos. Suelta el aire despacio y de forma controlada.
  4. Detente cuando hayas soplado todo el aire de los pulmones y aguanta.
  5. Repite este ejercicio unas 3 o 4 veces.

También te recomendaríamos acompañar tus entrenos con una respiración consciente durante el día. Simplemente "pon a punto" tu respiración durante cinco respiraciones, de la siguiente manera:

  1. Coloca la mano en el abdomen.
  2. Respira profundamente hasta que notes que el abdomen se hincha.
  3. Suelta el aire despacio.
  4. Repite este ejercicio 5 veces.

¿Has notado que necesitabas inhalar mucho más aire de lo normal para respirar profundamente? Lo más probable es que con este ejercicio te des cuenta que normalmente respiramos tomando poco aire sin mucha profundidad. Realizar el esfuerzo de respirar más profundamente, en general no solo te aportará más energía al cuerpo cuando nades en la piscina, sino que además te dará también más energía para tus actividades diarias.

No te gires para expulsar el aire

Fred nos indica que al nadar en estilo libre, deberías exhalar cuando tengas la cara dentro del agua. Si estás intentando coger aire y expulsarlo solo cuando te gires de un lado, tu cabeza quedará fuera del agua el doble de tiempo del necesario. Esto crea parones y retrasa tu ritmo.

Un nadador tirándose de cabeza a una piscina exterior

Aprende cuándo respirar

En estilo libre, lo mejor es respirar cada 3 brazadas, ya que te permite pasar el máximo tiempo posible en el agua. La respiración bilateral (respirar por ambos lados) también te permitirá evitar sobrecargar un lado del cuerpo.

Si quieres más información sobre cómo mejorar en natación, échale un vistazo a nuestra Guía de entrenamiento de natación Speedo para niveles principiantes, intermedios y de alto rendimiento.

El entrenador de natación Fred Vergnoux está más que acostumbrado a orientar a nadadores por el buen camino hacia la gloria olímpica o títulos como campeón mundial. Fred ha sido el principal entrenador del equipo Olímpico español y ha visto cómo se han batido más de 244 récords bajo su tutela, incluyendo la campeona mundial y nacional y batidora de récords número uno española: Mireia Belmonte García.