Publicado en Swim
A man, wearing a swim cap and googles, modeling a Zone3 wetsuit

El neopreno que utilizas para nadar está diseñado para ayudarte a optimizar tu rendimiento mientras nadas. Por esta razón, es importante tener muy prensente el ajuste que ofrecerá a la hora de elegir tu próximo neopreno: aspectos como la talla, la sensación ofrecida al llevarlo puesto o el ajuste son detalles que deberías tener en cuenta para asegurarte de que podrás nadar en total comodidad y con la mayor eficiencia posible.

Cómo elegir el ajuste correcto

Es importante tener en cuenta el ajuste a la hora de comprar un neopreno, así como la talla que mejor te convenga. Los neoprenos específicos para triatlón están diseñados para mejorar la posición corporal del nadador en el agua y para favorecer movimientos más eficientes al nadar. Esto se consigue al combinar paneles de neopreno flexibles y flotantes en un traje cómodo y que se adapta a tu silueta.

Una mujer posando con un neopreno Zone3 a la orilla de una playa

Las principales funciones de un neopreno son:

  • proporcionar flotabilidad adicional
  • reducir la tracción en el agua
  • ofrecer un nivel de confort adecuado para nadar en aguas frías

Aunque existen diversas marcas de neoprenos disponibles en el mercado, todos ofrecen ajustes diferentes. Zone3 ha sido premiada con numerosos galardones del sector durante los últimos seis años gracias al diseño de sus paneles, a su uso de materiales y al ajuste ofrecido, que muchos consideran como el mejor de la industria. Según un estudio realizado por Zone3, el 80% de clientes compraría un neopreno Zone3 después de haber probado un mínimo de dos o tres neoprenos de otras marcas, teniendo únicamente en cuenta la sensación y el ajuste ofrecidos por el traje.

Es importante que investigues por tu cuenta y no dejarte convencer por el precio o el triatleta de élite de turno porque utiliza esta u otra marca. El AJUSTE es mucho más importante que cualquier otra prestación irrelevante, el precio, la marca o los colores.

Tabla de tallas de neoprenos

Cuando consultes la tabla de tallas para determinar cuál es la que necesitas, habrá personas que, por sus medidas corporales, encajen en más de una talla o categoría.

A continuación te damos algunas pautas para ayudarte a elegir la talla más adecuada para ti:

  • El peso es más importante que la altura.
  • Si no has utilizado nunca un neopreno, recomendamos elegir una talla que ofrezca un ajuste cómodo, es decir, empieza por la talla directamente mayor.
  • Si ya tienes experiencia en el uso de neoprenos y estás buscando un ajuste de rendimiento, prueba la talla directamente inferior.

Tabla de tallas de neoprenos para hombreTabla de tallas de neoprenos para mujer

Cómo ponerte el neopreno

Abre la cremallera, sujeta el traje desde la zona interior de la entrepierna y dale la vuelta a la parte superior del cuerpo del traje para que quede del revés (deberías dejar las mangas del lado correcto sin darles la vuelta).

  • Recuerda que la cremallera está en la espalda.
  • Empieza metiendo los pies por las perneras mientras sujetas el interior del traje y tiras con mucho cuidado de las perneras hacia arriba todo lo que puedas. Dependiendo de lo largas que sean tus piernas, el traje debería quedar puesto dejando entre 1 y 15 cm de piel al aire por encima del tobillo.
  • Una vez que te coloques el neopreno hasta la altura de las caderas, es probable que necesites ajustarte mejor el traje. Con cuidado de no dañarlo con las uñas, empieza a tirar desde abajo del material en dirección ascendente por las piernas hasta que la unión inferior de las perneras quede a la altura de las rodillas y el traje te quede cómodo en la zona de la entrepierna.
  • Tómate tu tiempo con esto y no te pongas el neopreno con prisa o demasiado rápido, ya que podrías provocar desgarros en el material.
  • Una vez que te hayas ajustado correctamente la parte inferior del traje, será el momento de subírtelo, introducir los brazos y ponértelo sobre los hombros.
  • En cuanto tengas el traje puesto completamente, pide que alguien te ayude con la cremallera. Si prefieres hacerlo tú mismo, puedes tirar de la cremallera utilizando el cordón incluido.
  • Al tirar hacia arriba de la cremallera para abrocharla, asegúrate primero de que la solapa interior esté metida hacia adentro y que no sobresalga ni se doble.

Hombre posando con un neopreno Zone3, un gorro y unas gafas de natación en la playa

Échale un vistazo a nuestros excelentes vídeos sobre cómo ponerte un neopreno Zone3 disponibles para hombre o para mujer para hacerte una mejor idea sobre cómo debería ajustarse para que te quede bien.

Cómo determinar si ofrece un buen ajuste

Como hemos mencionado antes, debido a las medidas corporales de cada persona, habrá mucha gente que podría utilizar dos tallas diferentes. Aquí es cuando entra en juego lo que denominamos como ajuste cómodo y ajuste de rendimiento. Los neoprenos de nivel iniciación (para principiantes y niveles intermedios) de Zone3 presentan un corte ligeramente más recto alrededor del torso, por lo que están diseñados dándole prioridad al confort y con el rendimiento como factor secundario.

Imagen de un hombre y una mujer con neoprenos Zone3 de ajuste cómodoAl contrario, neoprenos como el Aspire o el Vanquish disponen de un corte ligeramente más estilizado, diseñado para ofrecer un ajuste de mayor compresión en torno a las piernas y el torso, pero sin dejar de favorecer una libertad total de movimiento en la zona de los hombros y los brazos.

Imagen de un hombre y una mujer con neoprenos Zone3 de ajuste de rendimientoRecuerda: todos los neoprenos de natación están diseñados para ofrecer un ajuste ceñido, similar a una segunda piel, aunque deberías dejar que entre un poco de agua para que se amolde mejor a la forma de tu cuerpo.

Lo más importante a la hora de determinar si el neopreno es de la talla más adecuada para ti es que te asegures primeramente de que te has puesto el traje correctamente.

Consejos prácticos para ajustar bien el neopreno

  • Recuerda que no necesitas inclinarte para tocarte los pies ni ponerte de cuclillas cuando te pongas el neopreno. Lo que sí deberías tener muy en cuenta es que te debería permitirte dar brazadas con relativa facilidad antes de entrar al agua.

Un hombre practicando el movimiento de natación de brazada de pecho con el neopreno puesto

  • Comprueba que el traje está bien estirado en la parte inferior de la espalda y que no quede ningún espacio grande. Si forma una bolsa de aire, intenta subirte más el neopreno en la zona de la entrepierna y subirte más el cuello. Si existe demasiado exceso de material en una zona en particular, esto podría significar que el traje es demasiado grande y que podría dejar que entre el agua.

Doble imagen de una mujer ajustándose el cuello de su neopreno Zone3, una en más detalle que la otra

 

  • Con los brazos extendidos a los lados (en paralelo al suelo), el material debería quedar relativamente próximo a las axilas. En esta posición también deberían crearse pequeños abultamientos o dobleces en la parte superior de los hombros. Si el ajuste del traje no cumple alguno de estos dos casos, puede que necesites mover las mangas del traje en dirección hacia los hombros. Para ello, extiende un brazo por encima de la cabeza y vete deslizando con cuidado la manga del traje hacia el hombro del mismo brazo.

Hombre ajustándose las mangas del neopreno para que queden perfectamente ajustadas

 

  • Con ambos brazos extendidos delante de ti a la altura del pecho y cruzados con un puño encima del otro, debería quedar un espacio mínimo en el cuello o una pequeña ondulación del traje en el pecho. Es normal que se creen ciertos espacios o dobleces en el traje en estas posturas.

 

  • Si notas que el cuello te resulta incómodo, intenta tirar cuidadosamente del traje hacia arriba por la parte posterior de las piernas, las nalgas y, sobre todo, en la zona circundante de la cremallera. De esta forma relajarás el ajuste en el área frontal del cuello. Acostumbrarte a nadar con un neopreno puede llevarte un tiempo, ya que el cuello tiene que ir más alto que en otras prendas para reducir al mínimo la entrada de agua.

Recuerda que el traje solo te quedará mejor una vez que esté mojado y que se amoldará mejor a la forma de tu cuerpo con el paso del tiempo a medida que lo utilices.