Posted in Cycle and tagged lights-group-test-winter
Exposure TraceR/Sirius MK4 lights review

Conforme vamos entrando en el invierno, los que trabajamos a jornada completa entramos al trabajo cuando todavía está de noche y salimos después de la puesta de sol. Para los que nos desplazamos en bicicleta, esto quiere decir que tenemos que asegurarnos de llevar una buena combinación de luces para aprovechar esos recorridos al máximo. Lo que hacía antes de empezar a trabajar en Wiggle era comprar las luces más baratas que encontraba, que solían rompérseme a medio camino y definitivamente no iluminaban ni la mitad que estas.

Para esta prueba de luces me han dado unas de las mejores luces de Exposure, orientadas al ciclismo urbano y de carretera y perfectas para mí. Aunque paso la mayor parte del tiempo por los caminos con mi bicicleta de Ciclocross, alrededor de un 80% de mis trayectos son por carriles/carreteras para bicicletas bien iluminados, con un 20% aproximadamente de caminos de gravilla tranquilos y oscuros a los que me enfrento con mi ya vieja pero ágil Raleigh de acero de los 80, que hace poco la he convertido a sin cambios.

Luz trasera Exposure TraceR

La primera luz de la que os voy a hablar es la Luz trasera Exposure TraceR. Tiene 75 lúmenes, que aunque no es mucho, es más que suficiente para una luz trasera para ir y volver del trabajo. Dispone de 3 ajustes de iluminación distintos y dos modos: constante e intermitente. Yo suelo usar el modo intermitente, porque llama más la atención al que te venga por detrás, y no llega a apagarse completamente, al contrario que otras luces que se encienden y apagan repetidamente.

Exposure TraceR Rear Light

Se monta con el clásico soporte de Exposure, que incluye una correa de goma roja que se ata alrededor de la tija, o en mi caso, a una de las tiras de mi bolsa para sillín Carradice Barley. Nunca me ha dado ningún problema. La correa de goma es lo suficientemente ajustable como para pasarla por todas las partes de la bicicleta por las que lo he intentado y nunca se me caído la luz.


Luz delantera Exposure Sirius Mk4

La siguiente luz es la Sirius MK4, una luz delantera de 500 lúmenes con un haz bastante directo. Es una luz magnífica para iluminar los carriles ciclistas y las carreteras, pero no cubre mucha distancia, razón por la que es específicamente adecuada para carreteras y caminos iluminados. Una parte de mi trayecto consiste en caminos de gravilla muy oscuros, y a lo largo de esta sección suelo aminorar la marcha, porque no quiero toparme accidentalmente con nada ni con nadie que vaya paseando al perro. No obstante hay que tener en cuenta que estas luces no están hechas para eso en principio. Si la mayor parte de tus recorridos son por caminos de gravilla y zonas boscosas muy oscuros, entonces te recomiendo una luz con más potencia (nuestro comparador de luces y nuestra guía de compra de luces te serán de gran ayuda).

Exposure Sirius Mk4 Front Light

Una de las especificaciones más importantes de esta luz, al igual que la mayoría de luces Exposure que he probado, son sus 180 grados de iluminación. Los laterales abiertos de la luz significan que cualquier coche que te venga de lado te verán venir sin problemas. Incluyen cientos de ajustes, para que des con el grado de iluminación adecuado ante cualquier circunstancia y en cualquier momento del día.

El sistema de montaje es exactamente el mismo que el de la luz trasera TraceR y funciona de maravilla.


Luz delantera y trasera Exposure Link

Como no había usado una luz montada al casco antes, tenía mucha ganas de probar con esta. La Link es una luz combinada que incluye una luz delantera de 100 lúmenes y una luz trasera de 35 lúmenes, fantástica para el ciclista urbano que pasa por carreteras bien iluminadas. Ambas luces disponen de un modo intermitente y un modo constante, y podrás probar con un sinfín de combinaciones hasta dar con lo mejor se ajuste a tus necesidades. Durante mis desplazamientos al trabajo suelo llevar la LED trasera en modo intermitente y la LED delantera en modo constante. Aunque esta luz no va a iluminar todo el tramo de carretera que tienes por delante, me hace mucho más visible y me ayuda a confiar en que los conductores me ven venir, algo crucial durante estos meses de invierno en los que ya está de noche al salir del trabajo.

Exposure Link Combination Front and Rear Light

El sistema de montaje de esta luz requiere una llave Allen, pero es muy fácil de fijar al casco. Va atornillado a través de una de las ranuras (sin dañar el casco lo más mínimo) y una vez acoplado, la luz simplemente se encaja encima. Ofrece un gran rango de ajuste para garantizar que puedas inclinar la luz en la dirección que prefieras, independientemente de la postura en la que vayas.

Plenty of adjustment ...Exposure Sirius Mk4 Front Light

Carga de la batería

Las tres luces se cargan mediante puertos de carga USB (incluidos en la caja), y todavía mejor, la Link y la TraceR comparten el mismo cargador, para que puedas dejarte uno en casa y otro en el trabajo. El cargador de la Sirius MK4 es algo distinto, pero tiene una capacidad de carga muy buena. Haciendo una hora y media al día, solo tengo que cargar la Sirius una vez a la semana. Las otras dos las suelo cargar cada dos días, a menos que tome otro camino de vuelta a casa por pura diversión.

Conclusión

En general estoy muy impresionado con las luces que estado probando, y me he sentido muy visible tanto por la carretera como por los carriles ciclistas. Creo que si en algún momento pensara en pasar por más caminos de gravilla o zonas boscosas a lo largo de mis trayectos al trabajo y de vuelta a casa cuando está MUY oscuro, definitivamente tendría que cogerme una luz delantera más potente, pero para lo que hago de momento son perfectas.

Lo que mejor me llevo de este período de prueba es lo mucho que he pasado por alto las luces montadas al casco y lo seguro que me hacen sentir de noche por la carretera. Puede que solo sea en mi cabeza, pero me hace sentir más seguro por la carretera, y eso solo puede ser bueno.

Here’s to a well-lit winter of commuting!