Publicado en Triathlon

Lo mejor de los neoprenos es que sientan como una segunda piel, y precisamente por eso resultan tan eficientes en el agua. En esta guía de Wiggle, el triatleta Paul Newsome te ofrece sus mejores consejos para ponerte y quitarte el neopreno. Una técnica segura es fundamental para asegurarte de no dañar el neopreno, especialmente cuando te lo tengas que quitar en medio de una competición.

Cómo ponerse un neopreno

Lubricación: asegúrate de que todas las áreas de movimiento (rodillas, sisas/hombros y cuello) estén bien lubricadas para ayudar a que el neopreno entre en primer lugar, evitar los roces mientras nadas en segundo lugar y por último sacarte el neopreno sin problemas. No uses vaselina, porque dañará el neopreno. Un lubricante fantástico es el lubricante Bodyglide.

Colocación: asegúrate de que el neopreno está colocado correctamente; ¡la cremallera deberá quedar en la espalda!

Pies: no te quites los calcetines (o envuelve los pies con una bolsa de plástico). Esto facilitará la entrada del pie en el neopreno sin complicaciones.

Tira hacia arriba con cuidado: tira de los camales con cuidado y hasta la cintura. No tires con mucha fuerza porque si no rasgarás el traje. Evita también cualquier objeto afilado y las uñas.

Ajuste ceñido: al subirlo hasta la cintura, asegúrate de que quede ceñido y no queden pliegos en el neopreno alrededor de las áreas de movimiento, como las rodillas y la cintura.

Brazos: continúa tirando del neopreno hacia arriba y mete los brazos en las mangas, asegurándote de que quede bien ajustado y no queden pliegues, especialmente alrededor de los hombros.

Sube la cremallera: sube la cremallera y abrocha el Velcro de la espalda. Aprende a hacerlo tú solo porque así te acostumbrarás a alcanzar la espalda para bajarla tras la etapa de natación.

Libertad de movimiento: por último, no te sorprendas si queda ceñido, debe quedar así, ¡así que no te preocupes si te lo notas un poco apretado! No obstante, asegúrate de que puedes moverte fácilmente.

Cómo quitarse el neopreno (tras la etapa de natación en un triatlón):

Actúa rápido: una vez concluida la etapa de natación, cuanto antes empieces a quitarte el neopreno, más fácil será. Esto se debe a que el agua estancada en el interior del neopreno actuará como lubricante para que salga más rápido.

Baja la cremallera: alcanza la cremallera y bájala por completo.

Quítate el gorro y las gafas: quítate las gafas y el gorro de natación y quédatelas en la mano izquierda o derecha.

Sácate las mangas: con la mano que tengas libre, tira de la manga y saca el otro brazo, y deja las gafas ahí. Después, agarra rápidamente la otra manga con la mano que tengas libre ahora y saca el otro brazo del traje.

Baja la cinturilla: bájate el neopreno hasta la cintura mientras corres hacia la transición (¡pero no más, o no podrás correr!).

Transición a la etapa de ciclismo: una vez que alcances la bicicleta, tira del neopreno hacia abajo tan rápido como puedas y ponte encima de él para asegurarte de que salga entero.

¡En el lugar adecuado, en el momento oportuno! Deja el neopreno en el espacio asignado; no querrás que te penalicen por esa tontería.