Publicado en Cycle

¿Por qué son importantes los pedales?

Los pedales son, simplemente, una pieza imprescindible de tu bicicleta, bien como medio de transporte o bien como elemento clave para disfrutar de nuevas aventuras emocionantes y divertidas. Son, sencillamente, la conexión entre tu cuerpo y tu querida máquina.

La pregunta que se plantea aquí es pues: ¿cuál es la mejor conexión y la más adecuada para permitirte sacar el máximo partido a tu noble corcel?


¿Qué tipo de pedales hay disponibles?

Los pedales están disponibles en tres formatos:

  • Automáticos
  • Planos
  • Cicloturismo

Pedales automáticos para carretera

Los pedales automáticos para carretera fueron explorados primeramente de la mano de la empresa francesa Look en los años 1980, reemplazando al método anticuado de calapiés y bridas o rastrales. La principal ventaja de este sistema en comparación con los pedales planos estándar radica en la utilización completa del recorrido rotacional del pedal. ¡Se acabó el desperdiciar vatios de potencia! El mecanismo de conexión entre la zapatilla y el pedal te permite empujar hacia el final del recorrido del pedal además de aplicar fuerza en el movimiento descendente, mejorando enormemente la eficacia. Para usar este tipo de pedales automáticos se necesitan unas zapatillas específicas para ciclismo.

La evolución de este sistema de pedales desde la variante original ha sido un trayecto interesante, y cada vez existen más y más fabricantes que intentan crear su propia versión. Los materiales de las versiones actuales varían entre el exótico titanio o el carbono hasta los más estándares como el aluminio. El propio sistema de enganche por clip o cala en algunos modelos, como los de Speedplay se han trasladado desde el pedal hasta la zapatilla en sí.

 

Pedales automáticos para bicicletas de carretera


Pedales automáticos para MTB

Los pedales automáticos para bicis de montaña funcionan por lo general con un sistema ligeramente diferente de calas (más pequeñas) para permitir su uso con las suelas diferentes de las zapatillas específicas para estos pedales.

 

Pedales automáticos para bicicletas de MTB


Pedales planos

Los pedales planos o de plataforma o de plataforma son la clase de pedales más común debido a su facilidad de uso y funcionalidad. Sin embargo, a menudo se ignoran por sus cualidades de rendimiento. Muchos ciclistas de montaña de Downhill prefieren pedales planos por la libertad y adaptabilidad que proporcionan. Los pedales planos pueden usarse con tu calzado habitual.

 

Pedales planos 


Pedales para cicloturismo

Un pedal de cicloturismo ofrece lo mejor de ambos mundos: la potencia de un pedal automático pero con la flexibilidad de un pedal plano. Si lo que quieres es sumar kilómetros pero también deseas tener la posibilidad de disfrutar de un paseo con la familia o una salida rápida hasta la tienda, estos pedales son la opción ideal para ti. Además, debido a su naturaleza, pueden usarse tanto con zapatillas específicas para ciclismo como con tu calzado normal.

 

Pedales para cicloturismo


¿En qué debo basar mi elección?

  • La elección del sistema más adecuado para ti dependerá en gran medida del uso principal que le das a tu bicicleta y de tus objetivos ciclistas.
  • Un pedal automático te dará ese codiciado empuje en materia de potencia y eficiencia de pedaleo, pero quizá no sea la solución más conveniente si las zapatillas específicas para ciclismo te resultan poco prácticas.
  • Un pedal plano es más adecuado para quienes usan su bicicleta como medio principal de transporte. La libertad de poder pedalear con zapatillas normales los convierte en una ventaja clara para muchos.
  • Si te encuentras a medio camino entre ambos tipos, quizá la mejor solución para ti sean los pedales de cicloturismo. La plataforma amplia te permitirá usar tu calzado habitual, además de poder disfrutar de la ventaja adicional del uso del sistema por cala cuando lo necesites.