Publicado en Cycle
A set of Pedals

¿Por qué son útiles los pedales automáticos?

La ventaja principal de los pedales automáticos es que incrementan el control de la bicicleta y la confianza de saber que no se te resbalarán los pies de los pedales, especialmente en condiciones de humedad.

Los pedales automáticos, si están bien configurados, te permitirán pedalear con los pies en la posición correcta sobre el eje, ayudándote a transmitir tu energía y potencia de un modo más efectivo.

Además de impulsar la primera mitad de la pedalada con los cuádriceps, los pedales automáticos te permiten levantar los pies durante la segunda fase de la pedalada utilizando los tendones de las corvas, incrementando de esta forma la eficiencia y los resultados obtenidos.

Las zapatillas con calas son más rígidas, aspecto beneficioso en términos de eficacia y que además incrementa el confort durante los recorridos más largos.

¿Cómo funcionan?

Los pedales automáticos están formados por dos componentes principales: el pedal, que se rosca a la bicicleta como un pedal plano normal, y la cala, que se acopla a la zapatilla. El mecanismo de muelles te permite enganchar y desenganchar las calas de los pedales con facilidad.

En la mayoría de sistemas hay que empujar el pie hacia adelante y hacia abajo sobre el pedal hasta escuchar el “clic” de conexión de la cala al pedal. En este momento, tus pies quedarán sujetos al pedal hasta que vuelvas a desenganchar las calas. En la mayor parte de sistemas esto se consigue girando el talón hacia afuera hasta que la cala se suelte.

Antes de empezar a rodar, es recomendable salir con un pie ya acoplado al pedal para que solo tengas que enganchar un pie en movimiento.

Utilizar pedales automáticos por primera vez puede resultar abrumador, pero con un poco de práctica ganarás confianza muy pronto y empezarás a concentrarte más en sus ventajas con respecto a los sistemas de pedales convencionales.

¿Existen calas distintas para pedales y zapatillas diferentes?

Existen dos sistemas principales. El primero es el más utilizado para ciclismo de carretera y utiliza una cala grande de plástico, fijada con tres tornillos y con un mecanismo de enganche en una parte del pedal. Al igual que ocurre con las zapatillas de carretera, las calas de carretera no están diseñadas para andar con ellas distancias significativas.

Two large plastic cleats and a Look pedal

El segundo sistema se utiliza principalmente para ciclismo todoterreno. Este sistema utiliza una cala más pequeña de metal, fijada con dos tornillos y un mecanismo de enganche a ambos lados del pedal. Puesto que estas calas son más pequeñas, e incluso retráctiles en algunos modelos de zapatillas, resultan más aptas para andar con ellas.

Two small metal cleats and a Shimano Deore XT pedal

Algunas zapatillas son compatibles con ambos sistemas, aunque muchas, incluyendo las zapatillas de rendimiento más especializadas, son solo compatibles con un sistema u otro, por lo que es importante asegurarse de que las zapatillas y los pedales son compatibles a la hora de su compra. Shimano ha creado una placa adaptadora que permite ajustar calas de dos tornillos en zapatillas de tres orificios.

Three different types of cycling shoe viewed from underneath

Los pedales de carretera Speedplay utilizan un sistema de cuatro tornillos para sus calas, aunque esto no supone problema alguno ya que los pedales y las calas incluyen adaptadores para la mayoría de zapatillas de tres tornillos.

También es importante tener en cuenta que la mayoría de calas son específicas para cada fabricante. Por ejemplo, las calas Shimano SPD-SL están basadas en el sistema de Look, aunque las calas Shimano no sean compatibles con los pedales Look, y viceversa. Algunas empresas, como Ritchey y Wellgo, sí fabrican calas y pedales compatibles con otras marcas, pero es importante comprobar siempre su compatibilidad antes de hacer una compra.

¿Qué representan las calas de colores diferentes?

Algunos fabricantes como Look y Shimano codifican sus calas por colores, dependiendo del nivel de flotación que proporcionen. La “flotación” hace referencia a la pequeña cantidad de rotación lateral que ofrecen, dependiendo de su configuración, en la mayoría de sistemas de pedales automáticos. Unos pocos grados de flotación te asegurarán que no te quedarás fijo con los pies descentrados/desalineados con respecto a tus rodillas, lo que podría provocar posibles lesiones de rodilla. Shimano y Look codifican sus calas con colores diferentes, así que asegúrate de comprobar qué color necesitas antes de realizar tu pedido.

Shimano: rojo (0º), azul (2º) y amarillo (6º)

Look: negro (0º), gris (4,5º) y rojo (9º)

¿Qué combinación de cala/pedal necesito?

¿Eres ciclista de montaña? Entonces considera…

  • Shimano SPD (Shimano Pedaling Dynamics): los pedales SPD fueron los primeros sistemas automáticos todoterreno producidos en serie y siguen siendo los más populares. Son muy conocidos por su rendimiento en Trail y por su durabilidad.
  • Crank Brothers: el mecanismo de estilo batidora de los pedales Crank Brothers despeja bien el barro y permite engancharlos por sus cuatro lados. Sin embargo, este tipo de sistemas requieren más mantenimiento que otros modelos de la competencia.
  • Time ATAC: otro gran favorito entre los amantes del MTB y los competidores de ciclocross por igual. Famoso por sus buenas capacidades de despeje del barro y por su acople y desacople consistentes, incluso ante las peores condiciones.
  • Speedplay Frog: al igual que con sus pedales de carretera, Speedplay ha incorporado el mecanismo dentro de la cala en lugar del pedal. Su buena reputación se debe a su durabilidad y a su gran nivel de flotación, aunque las calas son más grandes que la mayoría y algunas zapatillas pueden requerir ligeras modificaciones en la suela para ajustarse bien.

¿Eres ciclista de carretera? Entonces considera…

  • SPD SL: estos pedales Shimano se basan en los sistemas de Look, aunque no sean compatibles entre sí. Shimano tiene un amplio abanico de pedales disponibles, desde modelos a precios asequibles hasta las versiones tope de gama. Además, son muy conocidos en el mundo ciclista por su durabilidad.
  • Look: Look desarrolló el pedal automático moderno partiendo de la tecnología de fijación de esquís en los años 80. Desde entonces, su sistema de diseño básico apenas ha cambiado, aunque han utilizado lo último en materiales y tecnologías para garantizar que sus pedales sean los más ligeros y los que mejor rindan del mercado.
  • Speedplay: los pedales Speedplay son diferentes a cualquier otro sistema automático ya que su mecanismo está incorporado en la propia cala. Esto te permite acoplarla a las dos caras del pedal y, además, el sistema permite un ajuste de la flotación a medida. No obstante, esto quiere decir que las calas son más caras que las de cualquier otra marca.