Publicado en Cycle
Imagen del sillín ISM Adamo Attack

Los sillines son un componente ciclista muy personal. La sensación y el ajuste ofrecidos por el sillín vienen determinados por una serie de factores, como la forma anatómica de tu cuerpo, el tipo de ciclismo que practiques y la forma y el acolchado del sillín. Andy Burtenshaw, del equipo Wiggle, tuvo el placer de tener en sus manos el sillín ISM Attack y de ponerlo a prueba. Este sillín es ejemplo de la manera en la que ISM está intentando derribar la tendencia clásica en diseños de sillines con su innovador diseño Ideal Saddle Modification (ISM).

¿Por qué los sillines son tan diferentes a otros componentes?

Durante años, he rodado miles de kilómetros con un montón de bicicletas diferentes, pero el factor constante durante mi historia ciclista ha sido la incomodidad. Creo que ya he probado unos 30 sillines distintos, los cuales he probado a inclinar hacia arriba y hacia abajo, a mover para delante y para atrás… todo ello en vano.

El sillín es el componente más personal de toda la bici, y uno bueno es capaz de convertir una bicicleta en tu bicicleta. Como muchos otros ciclistas, hasta ahora me las he apañado como he podido con "lo mejor de lo mejor" en el mundo de los peores sillines disponibles: sencillamente me resigné y di por hecho que el malestar era natural y seguí rodando como si nada. Al fin y al cabo, practicamos ciclismo porque nos encanta, no porque esperamos que sea un deporte cómodo, ¿verdad? Pues no. Llegó un punto en el que ya no pude más. Tras consultar y leer un montón de información sobre sillines alternativos, llegué a la conclusión que tenía que probar uno de ISM.

Primeras impresiones

Si ya estás familiarizado con los sillines ISM, sabrás que su apariencia divide opiniones. Si no los has utilizado nunca, pensarás que tienen una forma rara, pero en cuanto te sientas sobre uno, esto pasa a importarte un pimiento. He de admitir que es la apariencia lo que me ha hecho tan reticente a probar uno durante todo este tiempo, pero ya me he decidido.

ISM es la sigla de Ideal Saddle Modification y es la invención de Steve Toll, un ciclista como cualquier otro que estaba harto de ir incómodo sobre el sillín de la bici. La diferencia es que se puso por objetivo cambiar esto mismo. En 1999 patentó un diseño y… así fue como nacieron los sillines ISM.

Sillín ISM Adamo Attack

Morro de diseño dividido

La idea del morro de diseño dividido de la gama ISM está pensado para eliminar la presión de las zonas más sensibles del cuerpo y para mantener un flujo sanguíneo constante al posicionar el peso del cuerpo en las zonas pensadas para soportarlo: los isquiones. El ISM Attack es muy estrecho y solo mide 110 mm de ancho, por lo que al principio te preguntas cómo algo tan estrecho puede llegar a ser tan cómodo. Si combinas esto con el hecho que es bastante firme, podrás comprender por qué no me apetecía demasiado probarlo… pero hoy por hoy te lo recomiendo encarecidamente. En comparación con otros sillines de gama alta es algo más pesado, así que es importante tener esto presente si eres de los que cuenta cada gramo extra en la bici.

Colocación del sillín

ISM tiene diferentes vídeos de instalación disponibles, en los que explica cómo colocar el sillín en la posición correcta, aunque advierten que te llevará varios intentos antes de conseguir la configuración correcta. Por mi parte, parece que he dado en el clavo a la primera, y desde que lo he estado probando creo que ya no hay marcha atrás, y dudo que vuelva a los sillines "normales" de nuevo. Tras años y años pedaleando con cierta incomodidad al ir sentado sobre el sillín, me di cuenta hasta qué punto me llegaba a distraer el dolor, cuando en realidad debería estar concentrándome en disfrutar del ciclismo. Hace unos años, un compañero me comentó que cuando encuentras el sillín adecuado, ni te darás cuenta que vas sentado sobre él. En aquel momento me dio un ataque de risa, pero ahora entiendo perfectamente a lo que se estaba refiriendo. Después de unas cuantas rutas con el ISM, ahora no solo voy más cómodo, sino que también noto que pedaleo de un modo más eficiente. En un deporte en el que las ganancias marginales son tan importantes, estoy más que contento de tener ese bonus extra además del confort.

 

Conclusión

Soy perfectamente consciente que esta no es de las reseñas más tradicionales que hayas leído últimamente sobre un producto ciclista, ¿pero cuántas veces quieres que te lo repita? El sillín me pareció muy cómodo. Es difícil hacer que un sillín pueda sonar más interesante, pero lo único de lo que quiero dejar constancia es que si tú también tienes problemas con el sillín y notas que vas incómodo al ir en bici, vale la pena probar uno de ISM. Y no los hay solo para bicis de carretera, sino que también hay opciones disponibles para MTB y bicis híbridas. Y si tienes en cuenta el gran número de victorias en triatlones y Ironmans conseguidas sobre uno de estos sillines ISM, podrás comprar con la confianza y la tranquilidad de saber que esta marca diseña y fabrica productos de calidad superior.

Acerca del autor

Imagen de andy_burtenshaw
Andy Burtenshaw
Published on: 28 Abr 2015

Andy Burtenshaw is Wiggle’s trading assistant for our accessories department. He’s an avid cyclist and runner as well as being a key member of our staff review team. Keep an eye out for his future reviews!